Se ha producido un error en este gadget.

martes, 8 de febrero de 2011

Conversaciones con Madonna

"Me he convertido en estrella por miedo a ser corriente", me comentaba el otro día mi gran amiga Madonna.

"Es que cuando te llamas Madonna, lo menos que puede pasarte es que te hagas famosa, chica", va y me dice. Y es que tiene toda la razón.

Después me suelta que hay orgullosos tontos y orgullosos inteligentes. los primeros serán arrogantes, los segundos fascinantes. Cuando se és inteligente, guapo e interesante, ¿por qué ser modesto?. Por qué Si uno quiere cambiar su destino, hay que ser altivo. Para el que se queda sentado, la vida se le impone. Y que el odio es uno de los aspectos extremos de la pasión, solo pueden herirte aquellos a los que más cuidado has prestado en amar.

la gente siempre debería decir lo que piensa. Como ella.

Después la pregunte por la época del insti y va y me suelta que siempre supo con certeza que tendría el mundo a sus pies. Sabía que su destino no sería el mismo que sus compañeras de clase que solo soñaban con encontrar al marido ideal.

Y sigue soltando perlas... "Soy fuerte, ambiciosa y sé muy bien lo que quiero. Si eso hace de mi un perra, entonces, vale, admito que lo soy. Siento admiración por los que se atreven a ligar conmigo, porque no tienen ni idea de donde se meten. He heredado del catolicismo un sentimiento de culpabilidad y de pecado que ha afectado de manera definitiva a cada día de mi vida.

Le digo que la entiendo y que me algún consejo. "Vistanse como britney Spears y piensen como yo, todo saldra bien".

Y es que Al contrario de lo que se dice, a Madonna no le interesa el éxito, sino los desafíos.

que "cuando uno quiere ser artista, es en la vida donde hay que buscar la inspiración".

Y lo que creo es que Madonna es Marilyn de vuelta a la tierra para tomarse la revancha. He dicho.

Para tí nena, porque eres sabia y generosa. Gracias por tus consejos.


Besos.
Feldene.

1 comentario: